Saltar al contenido

Cómo reconocer la deshidratación del cachorro y obtener ayuda

diciembre 7, 2021
Cómo reconocer la deshidratación del cachorro y obtener ayuda

La deshidratación en un perro es una deficiencia de agua en el cuerpo. Su cachorro pierde agua todos los días durante la eliminación, la exhalación de cada respiración y la evaporación de la saliva durante el jadeo.

Los cachorros son particularmente susceptibles a la deshidratación porque tienen mucha menos masa corporal que un perro adulto. Durante los calurosos meses de verano, el sobrecalentamiento durante el juego también puede predisponer a su cachorro a una pérdida excesiva de agua. Es aún más importante supervisar a su cachorro durante el clima cálido para ayudar a prevenir la deshidratación.

La gran mayoría de la pérdida de agua de un perro se debe a la micción. Estos líquidos se reemplazan cuando el cachorro come y bebe.

Asegurarse de que haya mucha agua limpia disponible ayuda a prevenir la deshidratación. Los cachorros beben más cuando hace calor, pero durante el invierno también debes asegurarte de que el cuenco de agua no se congele y no impida el acceso al agua. Cualquier cosa que aumente la pérdida de líquidos, como la diarrea, también puede provocar deshidratación.

¿Qué causa la deshidratación?

La deshidratación puede ocurrir como resultado de cualquier enfermedad que cause diarrea o vómitos. La micción excesiva que se produce en la diabetes mellitus y la enfermedad renal, el sangrado o cualquier afección que provoque renuencia a comer o beber también puede provocar deshidratación.

Signos de deshidratación del cachorro

El primer signo notable de deshidratación son las membranas mucosas secas en las que las encías y la lengua del perro están pegajosas o secas en lugar de húmedas. La saliva puede volverse pegajosa o incluso fibrosa.

Un signo más evidente es la pérdida de elasticidad de la piel. La piel de un cachorro normalmente se ajusta como un abrigo cómodo, con algo de espacio para moverse, especialmente en los hombros.

Sujete la piel sobre el cuello y los hombros de su cachorro y levántela suavemente; cuando está normalmente hidratada, la piel vuelve rápidamente a su lugar al soltarse.

La piel se retrae lentamente cuando el perro está deshidratado entre un siete y un ocho por ciento. Una deshidratación del diez por ciento o más es grave, y la piel permanecerá en una cresta cuando se retrae y no volverá a su lugar. A esto se le llama tienda de piel.

El tiempo de llenado capilar (CRT) también es una buena medida de hidratación. Este es el tiempo que tarda la sangre en volver a las membranas mucosas después de aplicar presión, y se puede demostrar presionando suavemente un dedo contra las encías de su perro. Esto bloquea brevemente el flujo sanguíneo para que el tejido se vuelva blanco cuando la presión se libera rápidamente.

Cuando la hidratación de su cachorro es normal, el blanco tarda menos de dos segundos en volver al pigmento rosado normal. Una deshidratación de siete a ocho por ciento de deshidratación retrasará el tiempo de llenado capilar de dos a tres segundos.

Más de cuatro o cinco segundos indica una deshidratación severa, una situación extremadamente peligrosa. Estos perros también exhiben globos oculares hundidos, contracciones musculares involuntarias y extremidades frías.

Evaluación del estado de hidratación en veterinaria | CIM Formación

Cómo tratar la deshidratación

Los cachorros que sufren de deshidratación de moderada a severa requieren atención veterinaria inmediata para sobrevivir. Se requerirá terapia de líquidos para rehidratar al cachorro y devolver su equilibrio de electrolitos (minerales) a la normalidad.

Dependiendo de las necesidades de su cachorro, su veterinario puede mostrarle cómo administrarle la terapia de fluidos a su cachorro en casa, demostrándole cómo administrarle fluido subcutáneo (debajo de la piel).

En los casos leves en los que los vómitos no son un problema, será útil simplemente hacer que el perro beba agua. Su veterinario puede recetarle productos similares al Pedialyte para niños, que también proporciona electrolitos perdidos.

También será necesario tratar la causa subyacente de la deshidratación. Es posible que se requieran medicamentos específicos para controlar la diarrea y los vómitos a fin de evitar una mayor pérdida de líquidos.

También pueden ser necesarios otros medicamentos, según el diagnóstico, como los que se utilizan para controlar la diabetes o la enfermedad renal, especialmente en perros mayores.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial de salud de la mascota y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.

Configuración