Saltar al contenido

Cuándo dejar de alimentar a su perro con comida para cachorros

diciembre 8, 2021
comida para perros adultos

Una alimentación conveniente es una parte esencial del cuidado de cachorros y perros adultos. La mayor parte de los dueños saben que los cachorros precisan comestibles elaborados particularmente para fomentar el desarrollo y el desarrollo.

No obstante, muchos dueños tienen contrariedades para determinar en qué momento es el instante conveniente para mudar a el alimento para perros adultos.

Esto es debido a que no hay una regla que se aplique a todos y cada uno de los perros. Los diferentes perros medran a diferentes ritmos. Tú y tu veterinario pueden querer el mejor instante para efectuar el cambio en la dieta de tu cachorro.

Nutriendo comida para cachorros

Los cachorros precisan más calorías que los perros adultos para respaldar su desarrollo, desarrollo y altos niveles de energía. Los cachorros jóvenes precisan más o menos el doble de calorías que los perros adultos del mismo tamaño. Conforme su cachorro se aproxima a la edad adulta, su desarrollo empieza a ralentizarse y sus necesidades caloríficas reducen.

Si prosigue nutriendo con comida para cachorros cuando su can deja de crecer, resultará en un incremento de peso. El exceso de peso puede transformarse de manera rápida en obesidad, lo que puede provocar una serie de problemas médicos.

En qué momento mudar a comida para perros adultos

En general, los perros se consideran cachorros hasta más o menos un año de edad. No obstante, las distintas razas avejentan a diferentes ritmos. Por servirnos de un ejemplo, muchos perros de razas grandes y gigantes se consideran cachorros hasta los 2 o bien más años de edad y, en consecuencia, van a deber consumir comestibles para cachorros adultos desde el primer año.

Por contra, ciertas razas de perros pequeños alcanzan el tamaño adulto ya antes de cumplir un año. Su veterinario es la mejor fuente de información tratándose de la dieta de su can, solicite consejo antes de mudar a comestibles para adultos.

Al decidir el instante conveniente para nutrir con comida para perros adultos, la meta es mudar a comida para adultos cuando el cachorro deje de medrar, mas antes que empiece a acrecentar de peso.

Lleve un registro del peso y la altura de su cachorro y busque que los números aumenten a un ritmo más lento. La mayor parte de los perros empezarán a lograr una madurez alrededor del año de edad, mas posiblemente aprecies que el desarrollo se ralentiza a los 8 o bien 9 meses de edad.

Valorar el peso de su can

Tenga en cuenta que el incremento de peso no necesariamente señala desarrollo. Si su can aumenta de peso mas no se vuelve más alto o bien musculoso, posiblemente tenga sobrepeso. Puede abordar la condición anatómico de su can en casa en unos pocos pasos:

  1. Pasa tus manos por la caja torácica de tu can. Debería poder sentir las costillas cubiertas por una fina capa de grasa. Si no puede sentir las costillas con sencillez, posiblemente su can tenga sobrepeso.
  2. Mire a su can de lado. Debería poder ver la contracción del vientre cara arriba. Un can con sobrepeso va a tener poquísimo o bien ningún pliegue.
  3. Observa a tu can desde arriba. Debe haber algo de estrechamiento en la cintura inmediatamente después de la caja torácica. Una línea recta o bien voluminosa desde la caja torácica hasta las caderas señala un can con sobrepeso.

Las costillas muy sobresalientes y una cintura pequeñísima pueden representar que su can tiene bajo peso. Visite a su veterinario para un examen para estar seguro.

Si su can tiene menos de un año y semeja estar incrementando de peso, posiblemente sencillamente deba reducir el tamaño de las porciones o bien la frecuencia de las comidas ya antes de mudar a el alimento para adultos.

Los veterinarios aconsejan nutrir a los cachorros 3 veces al día. No obstante, la mayor parte de los cachorros pueden bajar a comer al día cuando se aproximan a la edad adulta.

¿Cuántas Veces debe Comer un Perro al Día? – Cachorros y Adultos

De qué manera hacer el cambio de dieta

Cualquier cambio en la dieta debe efectuarse gradualmente para eludir molestias gastrointestinales. Este proceso puede llevar una semana o bien 2 en dependencia de de qué forma lo haga.

Puede tomar cierto tiempo y también investigación para escoger el comida conveniente para su can ahora adulto. Posiblemente desee proseguir con exactamente la misma marca de alimento mas mudar a una fórmula para adultos. Como es lógico, su veterinario puede asistirlo a hallar una dieta conveniente.

Una vez que haya escogido el alimento para perros adultos, determine el tamaño de la porción de comida para adultos que ocasionalmente precisará nutrir dependiendo del peso actual de su can.

Entonces, añada un pequeño porcentaje de comestible para adultos a el alimento para cachorros, incrementándolo un tanto en todos y cada comida.

Para facilitar, posiblemente desee establecer un horario para no rememorar cuánto de cada uno de ellos debe nutrir. Muchos profesionales veterinarios aconsejan el enfoque de «tres por tres» al mudar las dietas:

  • Días 1-3: Nutra 1/3 de la porción de comida para adultos y 2/3 de la porción de comida para cachorros.
  • Días cuatro-6: Nutra con 1/2 porción de comida para adultos y 1/2 porción de comida para cachorros.
  • Días siete-9: Nutra 2/3 de la porción de comida para adultos y 1/3 de la porción de comida para cachorros.
  • Día diez en adelante: Nutra una porción completa de comida para adultos.

Durante el cambio, observe el hambre y las deposiciones de su can. Reduzca la transición si su can experimenta diarrea o bien vómitos.

Si el trastorno gastrointestinal prosigue, posiblemente deba escoger una dieta para adultos diferente y reiniciar la transición. Comuníquese con su veterinario si su can tiene vómitos o bien diarrea a lo largo de más de un día.

Vigile el peso de su can a lo largo de los próximos meses para cerciorarse de que no precisa ajustar los tiempos de las porciones. Además de esto, asegúrese de sostenerse al día con los chequeos veterinarios de bienestar anuales o bien bianuales conforme lo aconseje su veterinario.

Configuración